C REFRANERO POPULAR

1

Cada cual habla de la fiesta según le va en ella.
Dice que cada cual habla de las cosas según el provecho o el daño que de ellas ha sacado. Aparece ya recogido en el Refranero del marqués de Santillana de esta manera: Cada uno dice de la feria como le va en ella. Otro famoso refrán dialogado, animoso de entrada, desmayado en la salida, expresa la misma idea: -¿Adónde vas?- ¿A la fiesta?-¿De dónde vienes?-De la fiesta.

2

Cada cual hace de su capa un sayo.

3

Cada día un grano pon y harás montón.

4

Cada loco con su tema, y cada llaga con su postema.
Porque tan inseparable del maniático es la obstinación, como de la herida infectada la purulencia. Hoy se enuncia sólo en su primera parte: Cada loco con su tema.


5

Cada maestrillo tiene su librillo.
Indica la diversidad de los modos de pensar y obrar que tienen los hombres, conforme a su particular talante.


6

Cada mochuelo a su olivo.

7

Cada oveja con su pareja.
Enseña que cada uno debe rodearse de gente de su igual.


8

Cada uno arrima el ascua a su sardina.
Advierte que todos anteponemos el egoísmo al sentido solidario, como ocurría antaño -y de ahí el origen del refrán- con las fogatas campesinas, a cuya llama todos los braceros asaban sus sardinas, pero ninguno de ellos se cuidaba de avivar la hoguera.


9

Cada uno en su casa, y Dios en la de todos.
Indica que lo mejor, para proteger la intimidad individual, es no traspasar nunca la frontera del hogar ajeno. El mismo consejo da: Cada cual, en su corral.


10

Cada uno halla la horma de su zapato.

11

Carne en calceta para el que lo meta.

12

Casa con dos puertas, mala es de guardar.
Advierte que el desdoblamiento de la atención mengua la eficacia del trabajo. Así tituló Calderón de la Barca una de sus comedias.

13

Cobra buena fama y échate a dormir.
Porque si el descrédito es una carcoma difícil de extirpar, la buena fama puede con todo, incluso con la evidencia misma.

14

Como anillo al dedo.

15

Con buen vino se anda el camino.
Alaba las virtudes del vino, como estimulante y dispensador de energías.

16

Con el metro que midas, te medirán.

17

Con la iglesia hemos topado.

18

Con queso, pan y vino, se anda mejor el camino.

19

Consejos vendo, y para mi no tengo.
Se refiere a aquellas personas empeñadas en arreglar los problemas de los demás, pero incapaces de solucionar los suyos. Por eso se ha dicho: Consejos sin ejemplo, letras sin aval.

20

Contigo duerme y contigo come quién te los pone.
Si bien alude al adulterio, por extensión advierte también que el engaño y la traición suelen venir de las personas más allegadas.

21

Contigo, pan y cebolla; y con otra, ni olla.
Suele decirse como expresión hiperbólica del enamoramiento sumo, que no precisa de riqueza ni de comodidades para sustentarse.

22

Contra el vicio de pedir, la virtud de no dar.

23

Cree el ladrón que todos son de su condición.

24

Creed lo que vieres y no lo que oyeres.

25

Cría cuervos y te sacarán los ojos.
Es amarga expresión de desengaño, que aconseja no excederse en la práctica del bien, pues ésta casi siempre genera ingratitud.

26

Cualquier tiempo pasado es mejorado.
Este refrán procede del famoso verso del poeta palentino Jorge Manrique, cuyas sentidas coplas a la muerte de su padre se coronan con este ritornelo elegiaco: Cualquier tiempo pasado fue mejor.

27

Cuando el diablo no tiene qué hacer, con el rabo mata moscas.
Se dice a los que holgazanean y en vez de dedicarse al trabajo, gastan el tiempo en cosas inútiles.

28

Cuando el gallo canta, la gente se levanta.

29

Cuando el grajo vuela bajo, hace un frío del carajo.

30

Cuando el río suena, agua lleva.
Es advertencia con la que se da a entender que algo patente reclama atención y no debe ser pasado por alto.

31

Cuando el sabio señala la luna, el tonto mira el dedo.

32

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar.
Dice que a la vista de los males ajenos, lo juicioso es tomar las medidas necesarias para evitar el riesgo de padecer el mismo daño.

33

Cuando Marzo mayea, Mayo marcea.
Dice que si en el mes de marzo hace el buen tiempo, esto es, propio del mes de mayo, en este último mes lo hará malo.

34

Cuando seas padre, comerás carne.

35

Cuando un padre me llama de usted, o mucho me quiere o me quiere perder.

36

Cuando un tonto sigue un camino, el camino termina y el tonto sigue.

37

Cuanto más tienes, más quieres.

38

Cuanto mas viejo, mas pellejo.
Moteja a los que, olvidando su condición de ancianos, persisten en mantener hábitos y vicios impropios de su edad. Como dijo Catón el Sabio: "Hombre, cuando la vejez trae consigo tantas cosas desagradables, no le añadas la afrenta del vicio".

39

Cuanto menos bultos, más claridad.
Da a entender, como lo hizo Cela en Judíos, moros y cristianos, que a veces no tiene importancia alguna, antes al contrario, la retirada de ciertas personas en alguna reunión. Equivale, pues, a ese otro que dice: Menos perros, menos pulgas.

40

Cuánto tienes, tanto vales.
Indica que a las personas suele valorárselas sólo por su riqueza y posición social.

41

Culo veo, culo quiero.
Satiriza a los antojadizos y envidiosos que quieren todo cuanto ven. De ahí que, con igual tono jocoso, suela añadirse: Culo vi, culo quisí.