15 de octubre de 2006

 

SEGOVIA
Vecinos y colaboradores
Un mercado celtibérico se suma desde hace dos a las celebraciones de Santiago, que también cuentan con un certamen de dulzaina

ISABEL JIMENO/TORREIGLESIAS

Puesto del mercado celtibérico que se celebra a finales de julio, por la festividad de Santiago. / ANTONIO TANARRO

Especial por el lugar en el que se celebra, la fiesta de Santiago cada vez cuenta con más actividades que la hacen diferente. Ya no se limita a la romería en la ermita de Santiaguito con misa en honor al santo y comida popular en el entorno en el que se encuentra enclavado el templo rupestre, construido en la roca.

Desde hace unos años la fiesta comienza un día antes, con el certamen de dulzaina que se celebra la víspera. La música popular suena en Torreiglesias, un pueblo en el que miman y aprecian el folclore. De hecho, el grupo de danzas celebró sus 'bodas de plata', aunque su formación es más antigua. Más de 25 años enseñando a los más pequeños en la escuela de verano y ensayando con los mayores que actúan fuera y dentro del pueblo.

Una de las últimas incorporaciones al programa de actividades de la romería de Santiaguito es el mercado celtibérico que se celebra desde hace dos años. Puestos de artesanía o alimentación, animaciones de calle y música inundan las calles de Torreiglesias, que ya trabaja en impulsar aún más la fiesta y no descarta incluir festivales ecuestres en próximas ediciones.

Durante ese fin de semana cercano al 25 de julio la actividad se intensifica de manera notable en el pueblo, pero lo cierto es que no cesa durante todo el verano con una amplia programación cultural que los viernes o sábados sube a un grupo diferente al escenario del festival de teatro. Conferencias de diversos temas o proyecciones de vídeos también entran dentro de la programación estival que trata de mantener la actividad durante todo el verano, y no solo con motivo de las fiestas.

Días diferentes gracias a los vecinos y asociaciones, que colaboran con el Ayuntamiento. De hecho, una comisión de fiestas es la encargada de organizar las celebraciones en honor de Nuestra Señora y San Roque, las fiestas mayores.

Pero no solo en las fiestas mayores colaboran los torreiglesianos, que a través de las agrupaciones que existen programan actuaciones para diversos colectivos.

La asociación La Revilla atiende a los jubilados de Torreiglesias; la de amas de casa programa actividades para ellas y también abiertas al resto de los vecinos, además de montar el Belén en Navidad, y la asociación cultural La Pirona, la más amplia, abre más el abanico de actuaciones.

Además de asociaciones, también se mantienen vivas las cofradías que se encargan de organizar algunas fiestas de carácter más religioso como la de San Antonio, con los hombres como protagonistas, y la de Santa Águeda, con las mujeres como anfitrionas.

<